Malmö, ciudad sostenible

Estás en:>>Malmö, ciudad sostenible

Malmö, ciudad sostenible

Llegar a Malmö desde Estocolmo supone unas 5 horas de viaje en tren. Desde T-Centralen salen convoys frecuentemente. El billete puedes comprarlo en el momento o antes… no sé si sale más barato cogerlo con antelación, pero para asegurar yo ya lo había comprado por internet. Unos 202 SEK. Y aquí os presento a mi compañera de asiento que me explicó muy amablemente mediante señas como funcionaba el mecanismo de las bolsas de basura y su recogida.

Me sorprendió muy gratamente esta ciudad que se sitúa como la tercera en importancia de Suecia, después de Estocolmo y Götemburgo. No es demasiado grande así que con un día es suficiente para verla, además, se puede recorrer a pie perfectamente.

Antiguamente a Malmö se le atribuía mala fama y colores grises, pero lo cierto es que actualmente despunta como una ciudad moderna dentro de las que he podido ver en Suecia.

Pasear por Lilla Torg, la parte más antigua de la ciudad, es genial. Calles empedradas, casitas variopintas, cafés y tiendas geniales dan un aire retro a esta población que presume de tener un ambiente joven y agradable. De hecho, se estima que el 48% de la población es menor de 35 años.

No hay que pasar por alto que Malmö ocupa uno de los primeros puestos en ciudades verdes debido al gran número de parques y zonas verdes que tiene. Una de ellas supone un bonito mirador al Mar del Norte con el puente de Örensund y Dinamarca al fondo.

Santiago Calatrava también hizo de las suyas en Malmö. A él pertenece el edificio más conocido de la ciudad y uno de los principales atractivos turísticos, el Turning Torso. Que está muy bien… pero no deja de ser un edificio. Se supone que recrea un torso humano. Mide 190 metros que se dividen en 54 plantas. Es con diferencia el edificio residencial más alto de Suecia y el segundo de Europa.

El Turning Torso se encuentra en el barrio de Västra Hammen, la parte más moderna. Allí me quedaba boba mirando las nuevas construcciones hiper funcionales y coloridas. La mayoría de pisos tienen terrazas abiertas y en ellas es habitual que la gente tenga sus cosas sin preocuparse de los demás. Ya quisiera ver yo eso en España…*Es un parque infantil, no una nave nodrizaVästra Hammen cuenta además con la categoría de barrio sostenible. Antiguamente era la sede de los astilleros, pero ahora mismo es una zona laboral y residencial ejemplar. ¿Por qué? Porque los edificios se abastecen con energía solar y eólica; porque todas las cocinas tienen instalados sistemas de recogida de desperdicios alimentarios que son transportados para producir biogas; porque existe un sistema de recogida de aguas pluviales; porque han sido instaladas cubiertas ecológicas en los tejados; y porque las especies de plantas que habitan en las zonas verdes han sido elegidas en función de su productividad, entren otras. Algunos hablan ya de ecociudad. Se estima que en 2030 la ciudad entera funcionará 100% con energías renovables.

Para los amantes de la bicicleta, Mälmo también fomenta su uso. Tiene la mayor red de carriles bici de toda Suecia, incluso más que Copenhague, mundialmente conocida por el uso de este medio de transporte.

Para los más curiosos, en el puente ‘Skeppsbron’ se pueden ver varios pares de zapatos que pertenecen a celebridades del mundo cultural de la ciudad. Supongo que será una especie de homenaje a su carrera artística. Y tampoco se puede perder la oportunidad de pasear por el cementerio de la ciudad que ya es todo un señor parque en el centro.

Y para los futboleros, esta tierra vio nacer a Zlatan Ibrahimovic, toda una eminencia deportiva en la ciudad. Su nombre, Zlatan, significa de oro en bosnio. La palabra zlatanear, dominar con fuerza en sueco, fue incluida en el diccionario sueco para describir la fuerte personalidad de Zlatan. En 2007, con la ayuda de Nike, financió la construcción de un campo de fútbol en Rosengård, el barrio de inmigrantes que lo vio nacer. Él proporcionó una alfombra de césped artificial, las porterías, un sistema de iluminación y un cerca perimetral.

Desde aquí a la vecina Dinamarca hay 35 minutos más o menos en tren, el tiempo que se tarda en cruzar los 16 kilómetros que mide el Puente de Örensund y que conecta Suecia con Dinamarca. Actualmente es el puente combinado tren-carretera más largo de Europa.

Tanto si estás en Suecia, como si estás en Dinamarca, creo que Malmö es una visita que bien merece la pena.

2017-06-13T15:56:27+00:00
Translate »